Un nuevo estudio, realizado por la Cleveland Clinic Foundation, afirma que llevar un estilo de vida sedentario es más perjudicial para la salud que fumar, la diabetes y las enfermedades del corazón.

Los hallazgos se basan en un estudio retrospectivo de 122,007 pacientes en el transcurso de 23 años, desde 1991 hasta 2014. En esta investigación se han examinado la relación entre la aptitud cardiorrespiratoria y la mortalidad a largo plazo. De los participantes, 13,637 murieron durante este período.

Los sujetos fueron sometidos a diversas pruebas en la Clínica Cleveland de Ohio para obtener una visión completa del su estado cardiovascular; alguna de ellas por ejemplo fue la prueba de esfuerzo en cinta rodante (ETT).

El estudio ha revelado que la mortalidad se incrementa debido a todas las causas asociadas con la disminución de la capacidad cardiorrespiratoria; es decir,  la aptitud cardiorrespiratoria se asocia inversamente con la mortalidad a largo plazo con “un límite superior de beneficio no observado”. La condición física se relacionó con la mayor supervivencia y se asoció con el beneficio en pacientes mayores y en aquellos con hipertensión.

El Dr. Wael Jaber, cardiólogo y autor principal del estudio, manifiesta que los resultados fueron “extremadamente sorprendentes”. “No ser apto para una cinta de correr o para realizar una prueba de esfuerzo con ejercicio tiene un peor pronóstico, en cuanto a la muerte, que ser hipertenso, ser diabético o ser un fumador actual”, dijo Jaber.

Escrito por Elena Narváez

Anuncios