siesta

Las personas que no tienen una noche de sueño reparador realizan compras de alimentos más calóricos al día siguiente, según una investigación realizada por Colin Chapman, de la Universidad de Uppsala, en Suecia.

Para  realizar el estudio, que se publica en Obesity, se seleccionó a 14 hombres con un peso normal a los que se les proporcionaron 50 dólares. Los hombres podían comprar lo que quisieran, con un máximo de 40 alimentos, de los que 20 de bían ser ricos en calorías y 20 bajos en calorías. Antes de la prueba, recibieron un desayuno estandarizado para minimizar el hambre en el momento de realizar la compra.

Los resultados mostraron que los hombres compraban un 9 por ciento más de calorías y un 18 por cierto más gramos de alimentos cuando habían sido privados de sueño que cuando habían dormido.

Los investigadores también encontraron que los niveles de grelina en sangre fueron más altos tras la privación de sueño, aunque este hecho no se correlaciona con la diferencia en la compra de alimentos.

“Nuestro hallazgo sugiere que los pacientes que estén preocupados por el aumento de peso deben mantener un horario de sueño normal y saludable”, explica Chapman.

FUENTE: El Diario Montañés

Anuncios