nb

Milva Ariza, técnica del equipo de formación de Natura Bissé, responde a las principales dudas sobre el sol y la protección. Sigue sus consejos y luce una piel joven por más tiempo

Con la llegada de la época estival, la protección solar se torna de vital importancia. Sin embargo son muy pocos los que, pese a usar SPF, están realmente bien protegidos. Para evitar consecuencias como manchas, deshidratación, etc., es imprescindible preparar la piel para poder enfrentarnos al sol y a las altas temperaturas de forma saludable y segura.

¿QUÉ DIFERENCIA EXISTE ENTRE LA RADIACIÓN UVB Y UVA?
RAYOS UVB: a corto plazo provocan el enrojecimiento y las quemaduras de la piel.
RAYOS UVA: a largo plazo son responsables del envejecimiento cutáneo.

¿QUÉ ES EL SPF
O FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR?

El Factor de Protección Solar (SPF Sun Protection Factor) indica el nivel de protección de un producto solar frente a las quemaduras del sol producidas por la radiación UVB.

En cambio el SPF no indica el índice de protección frente a la radiación UVA responsable del envejecimiento de la piel.

¿CÓMO ME PROTEJO DE LOS RAYOS UVA QUE PROVOCAN EL ENVEJECIMIENTO DE LA PIEL?

Los rayos UVA/UVB son perjudiciales durante todo el año y, por ese motivo, la protección solar debe convertirse en un paso imprescindible de nuestro ritual de belleza diario. Para evitar el envejecimiento cutáneo hay que elegir cosméticos solares que incorporen en su formulación activos que traten la piel además de protegerla. En Natura Bissé, por ejemplo, hemos incluido en nuestros solares de tratamiento provitamina A y Macro-Antioxidantes®, así como extracto de granada, todos ellos esenciales para asegurar una piel más joven y saludable, combatir los daños de los radicales libres y evitar la oxidación celular y la aparición de manchas y arrugas. 

¿CÓMO ESCOGER CORRECTAMENTE EL SPF?

Debemos tener en cuenta:

  1. 1. El fototipo (sensibilidad natural al sol) de nuestra piel: cuanto más clara sea su complexión, más alto deberá ser el SPF escogido y la  exposición solar deberá ser más lenta y progresiva.
  2. 2. La reflexión de la luz en función del suelo:
    El agua refleja un 20% de los rayos solares.
    La nieve refleja un 85% de los rayos solares.
    La arena refleja de un 15% a un 25% de los rayos solares.

¿CADA CUÁNTO TIEMPO DEBEMOS REAPLICAR EL PROTECTOR SOLAR?

Es básico aplicar el protector solar 30 minutos antes de la exposición al sol y se debe reaplicar de forma regular en función de su textura. En el caso de las texturas gel lo reaplicaremos más frecuentemente, porque al ser menos grasas que cremas y aceites, perduran menos tiempo en la piel. También es importante reaplicar el protector solar después de bañarse y secarse con una toalla; la sudoración muy alta acelera la pérdida del fotoprotector y en estos casos es recomendable reponerlo con más frecuencia todavía.

También es importante destacar que cuanto más alto sea el SPF usado, más tiempo podemos tardar en reaplicarlo. Por ejemplo,  la protección de un solar con SPF 30 durará sobre unos 30 o 40 minutos. Un solar con SPF 50, de 50 a 60 minutos.

¿ES IMPORTANTE CAMBIAR EL PROTECTOR SOLAR DE UN AÑO A OTRO?

Sí, especialmente aquellos que han sido abiertos y ya han permanecido durante una temporada expuestos al sol. Los filtros pueden llegar a perder su eficacia y el índice de protección del producto disminuye.

¿CUÁL ES LA MÁXIMA PROTECCIÓN SOLAR QUE EXISTE?

No existe un SPF que ofrezca protección total. Los solares con SPF 15 filtran aproximadamente el 93% de los rayos; un SPF 30 filtra alrededor del 97% y un índice de SPF 50 filtra aproximadamente un 98% de los rayos solares. Los protectores solares que aseguran un factor de protección mayor de 50 están obligados a incluir el signo (+) en su nombre, un distintivo que simboliza un paso más allá en el grado de protección, según la Asociación de la Industria Japonesa Cosmética (JCIA). Esta nomenclatura asegura una protección óptima frente a la radiación UVB y UVA, y es la elección ideal para rostro, cuello, escote y manos; partes del cuerpo que suelen sufrir con mayor intensidad manchas y arrugas.

 

CONSEJOS ÚTILES FRENTE AL SOL 

No permanecer mucho tiempo expuesto de forma directa al sol,
ni aún cuando se utilice un protector solar.

Utilizar protección solar diariamente durante todo el año,
incluso en días nublados o ventosos

Durante la exposición solar es recomendable cubrir la cabeza con un gorro
y utilizar unas buenas gafas de sol.

 En verano, evitar exponerse al sol entre las 12 h y las 16 h de la tarde.

Los niños menores de 6 meses no deben ser expuestos al sol.
La piel infantil es muy sensible y se aconseja un SPF muy alto.

En altitudes elevadas y en climas tropicales, la radiación solar es mucho más intensa que en otros lugares, por lo que hay que usar un SPF muy alto y reaplicarlo a menudo.

En caso de estar tomando alguna medicación, consultar con su médico
antes de exponerse al sol. Ciertas medicinas pueden provocar fotosensibilidad
y favorecer la aparición de manchas.

Anuncios