montessorifranquicias

  1. TRADICIONAL: El aprendizaje está dirigido por el profesor y/o tutor, independientemente de los intereses y evolución del niño.
    MONTESSORI: El aprendizaje está dirigido por el niño, según sus intereses y evolución.
  2. TRADICIONAL: El niño forma parte pasiva del aprendizaje, siendo el profesor el que toma el protagonismo, y la parte activa en el aula. El niño permanece sentado.
    MONTESSORI: El niño forma parte activa de su aprendizaje, siendo el protagonista del mismo. En un aula preparada para estimular su desarrollo, en la que se puede mover libremente.
  3. TRADICIONAL: El niño aprende por imposición del profesor y/o tutor un temario desarrollado de forma genérica, según su edad.
    MONTESSORI: Hay un aprendizaje individualizado, que viene marcado por el ritmo de cada niño.
  4. TRADICIONAL: El objetivo de la enseñanza es conseguir un aprendizaje curricular, que quede reflejado en una nota final.
    MONTESSORI: El objetivo del aprendizaje es que el niño desarrolle su potencial en todas las áreas, y sea feliz aprendiendo.
  5. TRADICIONAL: Los recursos de aprendizaje son mayormente fichas, cuadernillos y libros de texto o apuntes.
    MONTESSORI: Los recursos de aprendizaje son materiales manipulativos y libros que pueden consultar a su disposición.
  6. TRADICIONAL: Se estimula la memorización de conceptos abstractos, a menudo, para los niños.
    MONTESSORI: Se estimulan los cinco sentidos del niño, con materiales y estímulos sensoriales concretos, que el niño puede tocar, ver, oler, oír y gustar.
  7. TRADICIONAL: El niño es comparado con sus compañeros, a través de las notas. No se fomenta demasiado el aprendizaje de los compañeros, ni la colaboración y ayuda entre ellos, si no, más bien, la competitividad.
    MONTESSORI: Los niños no son comparados con notas. Se fomenta que unos aprendan de otros, y la colaboración, y gestión de trabajo en equipo.
  8. TRADICIONAL: El niño trabaja durante un tiempo limitado y específico en cada tarea que marca el profesor. Este tiempo está marcado por el profesor.
    MONTESSORI: El niño decide el tiempo que quiere trabar en los materiales y tareas escogidas por él mismo.
  9. TRADICIONAL: Los errores del niño vienen marcados por el profesor, que a menudo, los penaliza en los cuadernillos con un “MAL” o “NECESITAS MEJORAR”, o bien en las notas de evaluación.
    MONTESSORI: El niños aprende de sus propios errores, que vienen marcados por el propio material. El niño se da cuenta de que algo no marcha, porque los materiales llevan su control de error, para que pueda trabajar de forma autónoma, sin necesidad de ayuda.
  10. TRADICIONAL: El niño es guiado en todo sobre qué tiene que hacer, cómo tiene que hacerlo, y durante cuánto tiempo. Cuando se sale de esta pauta es corregido por el profesor y/o tutor.
    MONTESSORI: El niño toma sus decisiones sobre qué hacer, cómo hacerlo y durante cuánto tiempo. No es interrumpido en ningún momento para no entorpecer su desarrollo.
  11. TRADICIONAL: El aprendizaje es reforzado por el profesor, a través de la memorización. El niño memoriza conceptos bajo presión de notas, evaluaciones, recompensas o castigos.
    MONTESSORI: El aprendizaje es reforzado internamente por el propio niño que repite la tarea hasta perfeccionarla, estimulado por su propio interés.
  12. TRADICIONAL: Se persigue el desarrollo del niño principalmente en las asignaturas del curriculum. No se enfatiza apenas en sus habilidades prácticas, ni en su propio cuidado personal.
    MONTESSORI: Se persigue el desarrollo del niño en todas las áreas, incluidas áreas de vida práctica o cotidiana, en su propio cuidado y el cuidado de su entorno. Es algo fundamental.
  13. TRADICIONAL: El aula suele estar distribuida con pupitres alineados, o en grupo con una pizarra de fondo y algunos murales o dibujos colgados en la pared. El aula no es el principal estímulo del niño.
    MONTESSORI: El aula y su ambiente sereno y cuidadosamente preparado es el principal estímulo del niño, a través de materiales de aprendizaje dispuestos a su altura, organizados por áreas y listos para usar de forma autónoma.
  14. TRADICIONAL: El niño no puede interactuar con sus compañeros, levantarse, no moverse del sitio sin permiso del profesor.
    MONTESSORI: El niño tiene libertad de decisión para interactuar con sus compañero y moverse libremente por el aula, que está preparada para trabajar de forma individual y por equipos, y también en el suelo.
  15. TRADICIONAL: En el aula los niños estás agrupados por edades, para seguir un curriculum marcado acorde a las mismas.
    MONTESSORI: En el aula hay mezcla de edades, de tal forma que los pequeños pueden observar a los mayores, esto fomenta la curiosidad del niño. Se reproduce una mini sociedad, en la que hay un trasiego de actividades y materiales, que estimulan de forma constante al niño.
  16. TRADICIONAL: En un aula tradicional el niño observa y escucha al profesor, que imparte una explicación, a menudo y ayudándose de una pizarra.
    MONTESSORI: En una aula Montessori el niño toca, experimenta y realiza actividades manipulativas con materiales multisensoriales, sobre aquello que le despierta interés.
  17. TRADICIONAL: Hay muchas normas, que viene marcadas por imposición.
    MONTESSORI: Hay libertad en un ambiente seguro y adaptado, pocos límites, pero marcados de forma muy clara al niño.
  18. TRADICIONAL: Se impone una disciplina externa, que viene marcada por el papel dominante del adulto.
    MONTESSORI: Se fomenta una auto-disciplina interna, marcada por el ambiente preparado adaptado al niño.
  19. TRADICIONAL: El niño actúa de forma disciplinada por la satisfacción de recibir un premio o alabanza del adulto, o ante el temor de recibir una riña o castigo.
    MONTESSORI: Se trata de que el niño razone por sí mismo las consecuencias naturales de sus actos. Evitando condicionar sus conductas por premios o castigos.
  20. TRADICIONAL: Se protege, y se actúa por el niño, hasta edades más avanzadas.
    MONTESSORI: Se confía en el niño y se fomenta su autonomía, proporcionándole un ambiente seguro y adaptado a su tamaño y necesidades.
  21. TRADICIONAL: Se educa para la excelencia del niño.
    MONTESSORI: Se educa para la paz, para la felicidad,, y desarrollo del niño.

FUENTE: www.pequefelicidad.com

Anuncios