Solas muchas las mujeres preocupadas en qué ejercicio deben hacer para recuperarse tras el parto.

De hecho, los ejercicios hipopresivos fueron creados como alternativa más saludable a los ejercicios tradicionales que se venían prescribiendohttp://www.fisioterapia-online.com/articulos/por-que-no-hacer-ejercicios-abdominales-y-si-hipopresivosy como una forma de ejercitación global pues integra entrenamiento abdominal, postural y del suelo pélvico simultáneo, tres puntos fundamentales en la recuperación después del embarazo. Entre las recomendaciones de la Asociación Española de Fisioterapeutas (AEF) en relación al postparto inmediato y tardío se encuentra la realización de gimnasia hipopresiva:http://www.aefi.net/Fisioterapiaysalud/fisioterapiapostparto.aspx.

En definitiva, se trata de un método holístico que considera al cuerpo como un todo y concibe el entrenamiento de forma global, integrando la postura y la respiración, con especial atención al cuerpo de la mujer”.

1. RECUPERACIÓN POSTURAL

Una adecuada postura influye en la tensión postural de los músculos de la espalda conocidos como “antigravitatorios”. Cuando se posee déficit en la musculatura de la espalda unido a otros factores de riesgo (hábitos de vida, sobrepeso, sedentarismo) se pueden crear a largo plazo disfunciones posturales e incluso estructurales.

Las pautas posturales y el trabajo sobre las estructuras estabilizadoras de la columna es una característica notoria de la gimnasia hipopresiva. La recuperación postural, se vuelve muy evidente con tan solo un mes de práctica.

2. REDUCCIÓN DEL DOLOR DE ESPALDA.

La etiología del dolor de espalda está relacionada con los cambios fisiológicos, anatómicos y mecánicos que tienen lugar durante el proceso del embarazo. En concreto, la prevalencia de dolor lumbopélvico durante el embarazo es muy alta, situándose alrededor del 45% en el embarazo y de un 25% durante el postparto (Wu y col., 2001). El dolor suele aparecer en la zona lumbar o en la zona anterior del pubis, en parte debido al cambio en la estabilidad de la pelvis, sistemas de sujeción musculares y ligamentosos. Por ello, es muy recomendable la tonificación de los músculos abdominoperineales y reeducación postural a través de programas como la gimnasia hipopresiva.

3. MEJORA DE LA DIÁSTASIS DE RECTOS

La diástasis abdominal es común durante y después del embarazo, existiendo una prevalencia entre el 30% y 70% durante el embarazo y el periodo de postparto (Mota, Pascoal, Sancho, Bø, 2012). Los datos epidemiológicos varían mucho pues aún no existe consenso en la literatura sobre qué valor es considerado clínicamente relevante (Rett, Braga, Bernardes, Andrade, 2009). A nivel global, una separación de 2,5 cm se puede considerar diástasis. Durante el embarazo los músculos se separan de la línea media (línea alba) para ceder lugar al proceso de gestación.

La fuerte acción postural y respiratoria que ejerce la técnica hipopresiva repercute directamente sobre la musculatura abdominal, devolviendo poco a poco la acción perdida durante el embarazo de “corset funcional.

4. TONIFICACIÓN Y REFUERZO DE LA MUSCULATURA ABDOMINAL

Los dos pilares fundamentales sobre los que se estructura la gimnasia abdominal son el trabajo postural que incide sobre la musculatura estabilizadora de la columna y los músculos de la pared abdominal. La reducción del perímetro de cintura abdominal es una consecuencia del reforzamiento muscular y recolocación postural. En muy pocas sesiones ya se observa la reducción del perímetro de cintura como el mostrado por Rial et al. (2014). Reducciones de entre 4 a 10 centímetros en dos a seis meses de práctica son habituales en la práctica clínica y han sido ratificadas por otros estudios como el de Rial, (2013) o Lidón, (2014).

5. RECUPERAR EL TONO DEL SUELO PÉLVICO Y LA FUNCIÓN SEXUAL.

Es común tras el embarazo sufrir patologías de suelo pélvico tales como la incontinencia urinaria, descenso de órganos, dolor pélvico o simplemente una disminución de la tonicidad y fuerza de los músculos del suelo pélvico. El aumento del tono del suelo pélvico fue descrito por la vicepresidenta de la sociedad española de fisioterapia en pelviperineología Sara Esparza (2007), aplicando un protocolo de gimnasia hipopresiva sobre un grupo de 100 mujeres (media=36 años) que presentaban incontinencia urinaria y bajo tono de suelo pélvico. Constató que después de 20 minutos diarios de práctica de hipopresivos, a lo largo de seis meses, aumentó la fuerza contráctil (20%), aumento del tono de base (58%) y del tono de carga o “capacidad de amortiguación” de un 48% más en las practicantes. La fuerza y tono de la musculatura perineal son factores esenciales para mantener un periné “en buena forma”. Si hay una mayor tonicidad del suelo pélvico unida a una mejor propiocepción de dicha zona, ayudará a recuperar las sensaciones sexuales que tanto aminoran tras dar a luz.

6. AYUDA EN LA RECOLOCACIÓN VISCERAL.

Nuria Sans, responsable de la Unidad de Fisioterapia del Suelo Pélvico del Hospital Dexeus, manifiesta la eficacia de este método en el tratamiento de órganos viscerales.

Ello puede ser debido a que los ejercicios hipopresivos, provocan un “efecto de succión” en zona abdominopélvica debido a la aspiración diafragmática que se realiza durante la práctica, conllevando un descenso de la presión intra-abdominal. Ésta misma genera una succión sobre las vísceras pélvicas disminuyendo con ello la tensión ligamentosa. Este hecho ha sido evidenciado mediante resonancia magnética (Latorre y col. 2011), en donde se observa el comportamiento de la musculatura abdominal, útero y vagina durante la maniobra de aspiración diafragmática y como varia el ángulo entre útero y vagina en relación al reposo Mediante el uso de ultrasonidos, los mismos autores verifican un cambio en la posición de las vísceras perineales en donde el ángulo entre la uretra y la pared vaginal en reposo aumenta 12º de 65 a 77º durante la maniobra hipopresiva.  Para aquellas que deseen ver este “efecto succión” en vivo y directo, el siguiente vídeo muestra la impresionante succión o vacio que ejerce un hipopresivo sobre las vísceras pélvicas de una mujer multípara: https://www.youtube.com/watch?v=8gUD7GBm0Zw

 

7. DISMINUCIÓN DE LOS SÍNTOMAS DE INCONTINENCIA URINARIA

La incontinencia urinaria en el postparto es algo demasiado común tanto en el postparto como en las mujeres a cualquier edad. La Gimnasia hipopresiva se muestra de mucho interés para frenar dicha patología que tantos problemas ocasiona a la calidad de vida de la mujer que la padece. Los resultados de los estudios presentados por Rial y Pinsach (2010), muestran que la práctica de hipopresivos durante 30 minutos, tres veces a la semana a lo largo de tres meses permitió disminuir notablemente los síntomas de incontinencia urinaria en un grupo de mujeres adultas de media de 45 años de edad. Otro estudio (Rial, 2013) ratifica esta mejora con tan sólo la práctica de uno y dos días a la semana de 30 min de hipopresivos durante 12 semanas.

8 . MEJORA EN LA VASCULARIZACIÓN Y CIRCULACIÓN DE RETORNO

Durante el embarazo disminuyen las resistencias periféricas por acción hormonal, aumenta la presión intraabdominal debido al crecimiento del útero, aumenta el volumen sanguíneo entre otros factores que favorecen la aparición de varices en los miembros inferiores y la pelvis. Por lo tanto, en el postparto es fundamental realizar ejercicio para activar la musculatura y favorecer el retorno venoso. En esta línea, los hipopresivos se muestran eficaces en recuperación de los problemas relacionados con la circulación de retorno, tan típicos en las últimas fases del embarazo y en el postparto. Se ha mostrado una incidencia positiva sobre la vascularización de los miembros inferiores tal y como indica el estudio llevado a cabo por Thyl y colaboradores (2009). En el se estudia la mejora que produce la técnica hipopresiva sobre la circulación de retorno femoral medido a través de eco-doppler.

9. AYUDA A PREVENIR LA DEPRESIÓN POSTPARTO

Para frenar y evitar, en lo posible, la depresión postparto, la adhesión a un programa de ejercicio físico saludable en general o uno en particular, como el hipopresivo ayudará a aportar una sensación de bienestar muy necesaria en esta etapa tan importante disminuyendo la ansiedad y devolviendo la autoconfianza en muchas ocasiones perdida. Un estudio de Soriano y col. (2014) sobre la valoración subjetiva de mujeres tras un programa de 8 semanas de hipopresivos, indica que al inicio, un 90% de las mujeres sentía su cuerpo con connotaciones negativa pero al final, un 89,48% sentía armonía y cambios positivos en faja abdominal, 75% en suelo pélvico, 100% mejoras posturales y disminución dolor. Todos estas percepciones ayudan a mejorar la autoestima y confianza de la mujer en una etapa vital en donde se sufren constantes cambios hormonales y situaciones emocionales intensas.

10. MEJORA DEL TRÁNSITO INTESTINAL

Por último, pero no menos importante, quisiera recordar la importancia de mantener una frecuencia normal de la defecación en el postparto. La mujer suele ser poco regular y propensa al estreñimiento. El proceso tanto del embarazo, el parto y los factores ambientales que lo rodean puede conllevar problemas de tránsito intestinal en algunas mamás.

Para ello, pautas como son la dieta, la correcta mecánica defectoria y la realización periódica de ejercicio físico son claves para combatir el estreñimiento.

La gimnasia hipopresiva como programa de ejercicio físico global que ayuda a la movilización visceral y disminución de la presión intraabdominal puede ser un coadyuvante ejemplar para aquellas mujeres que tras el parto no han conseguido regular su tránsito intestinal.

Autora: Dra. Rial; colegiada nº 13.756
FUENTE: http://www.hipopresivos.com

Anuncios