Dependiendo de la forma de tu cara, la aplicación del colorete variará. Lee más sobre cómo sacar el máximo partido a la forma de tu cara con el colorete favorito y el toque adecuado.

Lo primero: limpia e hidrata la cara. Después, aplica el maquillaje como de costumbre, ya sea la base, un hidratante con color o una crema BB/CC más corrector, si es necesario, y después continúa con el maquillaje de los ojos. Y ahora, ¡es el momento del colorete! Sigue leyendo para informarte sobre dónde aplicar el colorete, lo que dependerá de la forma de la cara.

ROUND FACE

CARA REDONDA

Si existe una regla de oro en lo que respecta a las caras redondas, es evitar los pómulos de las mejillas ya que hacen que la cara parezca aún más redonda. En su lugar, consigue una cara más fina aplicando el colorete con una brocha angulada que seguirá la línea diagonal del rostro hasta la oreja. Tampoco debes acercarte demasiado a la nariz, así que utiliza una brocha fina y define una línea debajo de la pupila y no cruces esa línea con la brocha para colorete.

SQUARE FACE

CARA CUADRADA

¿La manera más fácil de saber si tu cara es cuadrada? La sien, los pómulos y el submaxilar forman líneas rectas que crean literalmente una forma cuadrada. Puedes suavizar estas líneas con ayuda del colorete si los aplicas en los pómulos utilizando una brocha redonda. Para saber dónde están exactamente los pómulos de las mejillas basta con que sonrías para apreciar cómo sobresalen. Empolva ligeramente esa zona sólo con la brocha.

HEART-SHAPED

FORMA DE CORAZÓN

La cara con forma de corazón retrata unos pómulos fantásticos que, sin lugar a dudas, querrás realzar, sin cubrir con demasiado colorete. Localiza los pómulos palpando los huesos faciales con la punta de los dedos. Una vez encontrados, aplica el colorete con una brocha angulada justo debajo de esa zona. Inclínate ligeramente hacia los pómulos, evitando las mejillas. Si quieres dar cierto brillo, aplica un iluminador brillante directamente en la mejilla, en su zona más alta.

OVAL

CARA OVALADA

Las personas con rostros ovalados, característicos por su forma proporcionada, pueden llevar el colorete prácticamente donde quieran (¡que suerte!). Aunque querrás centrarte en las mejillas, pudiendo definir la línea fina que sigue hasta la oreja empolvándola con una brocha (preferiblemente angulada), o realzar los pómulos de la mejilla (la parte más prominente) y aplicar el colorete con una brocha redonda.

Con el colorete debidamente aplicado según la forma de la cara, has realzado lo más bonito, así que ahora puedes aplicar un toque de color en los labios y ¡estarás lista!

FUENTE: http://www2.hm.com/

Anuncios