POWER DUMBELL 3

El debate en torno al entrenamiento de alta intensidad frente
al de moderada intensidad está latente. Un estudio de la
revista alemana Deutsche Medizinische Wochenschrift
tuvo como objetivo determinar el efecto del entrenamiento de alta intensidad
versus entrenamiento de intensidad moderada en el riesgo cardiovascular.
Entrenamiento de alta intensidad que incluía carrera por encima del
umbral anabólico y ejercicio moderado consistente en correr al 65% de la frecuencia cardíaca máxima. Ambos
resultaron en un gasto calórico similar. El estudio incluyó a
81 hombres desentrenados y duraron 16 semanas.

Los resultados del estudio mostraron que las mejoras a
VO2max y el índice de masa ventricular izquierda (una medida que puede
potencialmente indicar enfermedad cardíaca) fueron mayores entre los
participantes de alta intensidad frente a la intensidad moderada
de ejercicio. El grupo de ejercicio de intensidad moderada perdió más
grasa corporal, así como más músculo magro. Tanto los grupos de intensidad moderada y de alta intensidad registraron mejoras similares en
riesgo de síndrome metabólico. Los autores concluyeron que el entrenamiento de alta intensidad impacta más favorablemente en la salud cardiovascular
que el ejercicio de intensidad moderada, aunque
es importante tener en cuenta que ambos son beneficiosos.

Anuncios