Si tienes cutis graso, probablemente los puntos negros y granos te acechen todo el tiempo. Tranquila, algunas mascarillas caseras con tomate servirán para suavizar estos signos.

Las propiedades del tomate lo convierten en un excelente tónico facial. Refresca, hidrata y ayuda a eliminar las impurezas y los puntos negros que aparecen en el cutis graso. Con él se puede hacer una mascarilla limpiadora muy efectiva, de forma casera y con un procedimiento muy sencillo. Vamos a ver a continuación cómo hacer una mascarilla limpiadora para el cutis graso.

El tomate y nuestro cutis

El cutis graso es aquel que se ve grasoso y brillante. Las personas con este tipo de cutis sufren frecuentemente de espinillas, granos y puntos negros. Este tipo de piel, conocida también como piel asfítica, tiende a ser gruesa, y sus poros están casi siempre dilatados.

El tomate ayuda a suavizar algunos de los signos de este tipo de piel, como el aspecto grasoso y la aparición de granos o espinillas, gracias a su gran concentración de vitamina C y Potasio.

Tratamientos caseros con tomate para el cutis graso

Para hacer una mascarilla con tomate, lava un tomate maduro y colócalo en la procesadora o licuadora, pon la pulpa molida de tomate en un recipiente y agrégale una cucharadita de jugo de limón. A continuación, esparce la mascarilla por el rostro, deja actuar 15 minutos y enjuaga.

Otra manera de aplicar el tomate, es sencillamente cortarlo por la mitad y frotarlo sobre la cara. Deja actuar 15 minutos para que los poros absorban el jugo, y lávate con agua fría.

Para que el tratamiento resulte efectivo, aplícate la mascarilla 2 o 3 veces a la semana.

Nunca intentes apretar las espinillas, los granos o los puntos negros, pues las marcas quedarán por mucho tiempo y en algunos casos, para siempre.

Para quitar los puntos negros, realiza primero en el rostro una limpieza con vapor, para permitir que tus poros se abran y puedan salir fácilmente las impurezas. A continuación, retira muy suavemente el punto negro, empujándolo con una toalla de papel.

Puedes aplicar compresas de tila y manzanilla para realizar una limpieza antes del maquillaje.

Y no abuses de las bases y las cremas, porque lo que necesita tu piel es respirar y no añadirle más sustancias grasas.

No todas son malas noticias para quienes posean este tipo de piel, porque las arrugas demoran más tiempo en aparecer en un cutis graso y son más tenues que en los otros tipos de piel. ¡Enhorabuena!

Fuente: http://sosbellezanatural.com/

Anuncios