Reutiliza los papeles y crea los tuyos propios. Puedes hacer hojas decorativas o para escribir siguiendo estos pasos. Sirve casi cualquier papel, aunque el más adecuado es el que se usa para imprimir porque es más fuerte. También son muy buenos el papel de estraza, las bolsas de papel y los sobres. Evita las hojas brillantes y, si el papel está impreso, será mejor que no tengan demasiada tinta.

El papel de diario es útil como relleno, en combinación con otros materiales. Si lo vas a usar sólo, ten en cuenta que no será muy resistente. El papel prensa tomará un color gris al hacerse pulpa, mientras que el de diario se volverá rosa y, al secarse, quedará amarronado.

Materiales:

  • Papel para reutilizar
  • Dos marcos de portarretratos del mismo tamaño
  • Una malla (tipo mosquitero)
  • Cinta de embalar
  • Clavos
  • Una grapadora
  • Un martillo
  • Una cubeta en la que quepan los dos marcos
  • Una licuadora o un mortero
  • Agua
  • Una sábana vieja que puede ser de algodón o poliéster
  • Un atomizador
  • Una esponja
  • Algo pesado para presionar el papel (puede ser una pila de libros)
  • Un mantel o algo similar para cubrir las superficies de trabajo

Procedimiento

1. Prepara tu cedazo

CedazoEl cedazo está compuesto por un molde y un marco. Será la estructura que le dará forma al papel. En este caso, se utilizan marcos de portarretratos, pero si te animas puedes armar el tuyo propio, ya que se trata simplemente de armazones rectangulares del mismo tamaño.

Si vas a fabricar uno, asegurate de reforzar todas las juntas con clavos o tornillos de acero inoxidable o bronce y pegalas con algún adhesivo. Es importante que sea fuerte para que no se rompa durante el trabajo.

Los mejores materiales a utilizar son la madera de caoba (sin nudos ni zonas combadas o torcidas) y la malla de cobre o aluminio, esta última es menos costosa. Es ideal que tenga entre 5 y 10 agujeros por centímetro cuadrado. Las mallas tejidas de nylon o seda y los mosquiteros también pueden usarse, pero tendrán que tener más agujeros por centímetro cuadrado.

Las distintas mallas le darán distintas características al papel. Las más gruesas, crearán hojas de fibras más gruesas, mientras que las más finas crearán papeles más delicados.

Si vas a reutilizar algún marco viejo que tenías en tu casa, quita antes todos los restos de pintura o barniz para evitar que éstos se desprendan y arruinen el papel.

Paso 1 b

Coloca el marco sobre una superficie plana, con el lado liso hacia arriba. Luego, ubica sobre él un trozo de fibra de vidrio o malla del mismo tamaño. Usa los clavos y grapas para fijarlo a la madera. Asegurate de que no queden arrugas. Corta la malla que sobresalga y usa la cinta de embalar para cubrir los bordes.

 

 

paso 1

Haz esto con sólo uno de los marcos. Luego, corta dos trozos de la sábana de un tamaño tal que lo cubran por completo.

 

 

 

2. Haz la pulpa de papel

Paso 2

Corta el papel que vas a reutilizar en trozos de 3 o 4 cm, eliminando los residuos de pegamento, broches o ganchitos. Ten en cuenta que 10 hojas tamaño carta te darán aproximadamente 6 o 7 hojas recicladas.

Será conveniente que dejes el papel en remojo durante aproximadamente 12 horas, ya que así se desmenuzará con mayor facilidad. Puedes dejarlo más si quieres, pero no excedas los cuatro días porque empezará a dar mal olor.

Coloca los trozos en una licuadora junto con un poco de agua. La otra opción es usar un mortero. Estará listo cuando tenga una consistencia suave y no haya grumos. La proporción ideal es de 2/3 de agua cada 1/3 de papel.

3. Convertir la pulpa reciclada en papel

Paso 3

Coloca la mezcla en una cubeta grande y agrega seis partes de agua por cada parte de pulpa. Introduce los marcos dentro de ella. El que tiene la malla debe ir abajo, con este lado hacia arriba. Luego, coloca el otro encima.

 

 

 

Paso 5Verifica que la mezcla esta distribuida de manera pareja. Lograrás esto moviendo los marcos de un lado a otro. Después, levantá ambos marcos. Ahora la pulpa debería quedar dentro del molde. Deja que chorree el exceso de agua y saca el marco sin malla.

 

Paso 6

4. Pasar la pulpa al paño

Paso 4

Pon el trozo de sábana que cortaste en el paso 1 sobre una superficie plana y rociala con agua. Esto hará que pasar el papel al paño sea más sencillo.

 

 

 

Paso 7

Coloca el marco sobre el paño, con el lado que tiene la pulpa hacia abajo. Presiona con una esponja para que la tela absorba el agua. Luego, retira el bastidor. La pulpa debería quedar pegada sobre el paño.

 

 

 

Paso 10Toma otro trozo de tela y colócalo sobre el que acabas de usar. Encima, coloca algo pesado para sacar tanta agua como sea posible. Si quieres hacer más papel, puedes apilar todas las láminas y luego colocar el peso encima. Ten en cuenta que siempre vas a necesitar un trozo de tela más que la cantidad de hojas que vayas a fabricar.

 

Al cabo de unas horas, podrás quitar los paños y dejar que el papel se seque completamente. Tardará aproximadamente un día. Si quieres que queden bien lisas, puedes pasarlas un palo de amasar cuando estén totalmente secas.

Si te sobra pulpa, la puedes almacenar en la nevera.

images (3)

FUENTE: http://www.labioguia.com/

FOTOS: TALLER PLANTAPAPEL

Anuncios