Deliciosa, con el toque exótico del curry, el jengibre y la leche de coco, y con muchas vitaminas y minerales saludables.

No solo es sabrosa sino también una excelente fuente de vitamina A, de la que proporciona el 93% de la dosis recomendada. También aporta vitamina C, manganeso, cobre, potasio, molibdeno, cromo, vitamina B6, hierro  y fósforo.

Ingredientes

 1 calabaza de tamaño mediano de tamaño mediano, pelada y cortada en trozos
 1 cebolla grande picada
 3 dientes de ajo picado
 1 cucharada de jengibre fresco picado
 1 cucharadita de cúrcuma
 1 cucharadita de curry en polvo
 1 Poco más de 3/4 tazas de caldo de verdurras o pollo
 150 ml de leche de coco
 2 cucharadas de cilantro fresco picado
 Sal y pimienta blanca

Elaboración

Picar la cebolla y el ajo y deja reposar durante 5-10 minutos para mejorar sus propiedades terapéuticas.
Pelar y cortar la calabaza.
Calentar 1 cucharada de caldo en una olla y sofreír la cebolla a fuego medio durante unos 5 minutos, revolviendo con frecuencia, hasta que esté transparente.
Agregar el ajo y el jengibre, y continuar salteando durante otro minuto. Añadir la cúrcuma y el curry en polvo y mezclar bien.
Añadir la calabaza y el resto del caldo y llevar a ebullición a fuego alto.
Una vez que empiece a hervir, bajar el fuego y cocinar hasta que la calabaza esté tierna. Serán unos 10 minutos.
Colocar en el vaso de la batidora y agregar la leche de coco. Triturar aproximadamente 1 minuto hasta que quede una crema fina. Se puede añadir un poco de caldo si es necesario.
Sazonar al gusto con sal y pimienta. Volver a calentar y añadir el cilantro o cualquier otra hierba aromática.

FUENTE: www.elcorreodelsol.com

Anuncios