Se estima que sólo en Reino Unido diez millones de adultos acuden a su médico aquejados de artritis. Un nuevo proyecto de la Universidad de Cardiff pretende ahora ayudarlos gracias a un nuevo centro de realidad virtual considerado pionero en el país.

El centro, que requirió para su construcción una inversión de casi US$800.000, está equipado de cámaras, una pantalla de cine y computadoras que examinarán el movimiento de las articulaciones de los pacientes.

Se trata de la misma tecnología que emplean en Hollywood para elaborar sus sofisticados efectos especiales, y con ella los expertos creen que podrán examinar los movimientos de sus pacientes y así ayudarles a paliar los efectos de esta dolencia.

Mayor comprensión del problema

Podemos decirles a los pacientes como pueden mejorar sus movimientos y posiblemente aliviar futuros problemas

Paulien Roos, Universidad de Cardiff

La artritis puede producir dolor, incapacidad, daño en las articulaciones y reducir la calidad de vida del paciente, y su tratamiento puede incluir medicamentos, terapias físicas y cirugía.

Actualmente, los investigadores estudian a un grupo de pacientes con heridas en la rodilla a quienes se les ha equipado con sensores infrarrojos, similares a los que se usan en los estudios de efectos especiales de Hollywood.

Uno de los pacientes es Liz Evans, quien tiene una de sus rodillas muy dañada tras un accidente de esquí.

“Me hicieron muy consciente de que iba a estar muy vulnerable a sufrir de osteoartritis en los próximos años”, cuenta.

“No quiero que esto me afecte. Estoy dispuesta a hacer lo que sea para ayudar a los investigadores a hallar más sobre las causas y maneras de atrasar los efectos de la artritis. Creo que se puede acumular una riqueza en conocimiento haciendo estas mediciones y logrando una mejor comprensión del movimiento humano”.

Herramienta excelente

Gráfico realidad virtual

Los movimientos del paciente son analizados para ver el modo en que afectan a sus articulaciones.

Mientras los investigadores hacen a Liz y a los otros candidatos realizar una serie de ejercicios, éstos construyen una imagen digital ilustrando el modo en que se comportan las articulaciones del paciente.

“Es una herramienta excelente que realmente ayuda en el avance de la investigación. Normalmente nos llevaría días, incluso años el calcular las medidas que esta herramienta nos permite recopilar”, destaca el Dr. Paulien Roos, del departamento de Biomecánica y Bioingeniería de la Universidad de Cardiff.

“Ahora podemos obtener esta información inmediatamente para que podamos indicar al paciente en tiempo real. Podemos decirles a los pacientes como pueden mejorar sus movimientos y posiblemente aliviar futuros problemas en las articulaciones”, señaló.

FUENTE: http://www.bbc.co.uk/noticias

Anuncios