producto solar

El sol acelera el envejecimiento de la piel, por eso debemos protegerla cuando nos exponemos a los rayos solares. La piel a partir de los 30 años de edad se vuelve más flácida y a partir de los 40 se empiezan a marcar con mayor intensidad las líneas de expresión y la posibilidad de que aparezcan manchas. La exposición prolongada del sol provoca repercusiones como el envejecimiento prematuro de la piel y la piel se vuelve menos flexible. Las zonas más afectadas son la cara, las manos y los brazos. El daño del sol en la piel es más intenso en las personas con la tez blanca. Los rayos UV del sol actúan sobre las célulasy dañan la cadena de ADN, de esta manera se produce menos melanina, colágeno y elastina.

Por todos estos motivos tenemos que proteger la piel frente a la exposición solar. Hay que tener en cuenta varios puntos, como:

–          No utilizar las cremas de años anteriores ya que la protección caduca y no hace nada.

–          Evitar productos que contengan alcohol y perfumes, para evitar las manchas.

–          Aplicar la crema protectora varias veces, dependiendo del factor de protección. Contra más bajo sea, más veces habrá que aplicarlo.

–          Las peores horas del sol son entre las 12:00 y las 16:00h, es recomendable un factor de protección alto entre estas horas.

–          Beber muchas agua para mantener el cuerpo hidratado.

Natura Bissé  ofrece una amplia gama de protectores solares faciales y corporales, dependiendo del tipo de piel.Destacan sobre todo por los activos que actúan contras las manchas, las arrugas, las rojeces, la pérdida de elasticidad y la firmeza. Todos los productos cuentan con filtros biológicos que activan la defensa natural de la piel, transforman la radiación UVA/UVB en energía menos dañina, además de aumentar y fortalecer los mecanismos propios de la piel.

Myriam de Juan, esteticista de URBAN SPA.

Anuncios