0-2

Parece que últimamente voy probando todos los aparatitos y maquinitas que usa el crack de Cristiano Ronaldo. Primero la Alter-G, aunque en realidad eso fue al revés. Yo ya la conocía y utilizaba antes que él, y ahora le ha tocado a la Cryosauna.

“La moderna crioterapia del cuerpo entero” o “Criosauna”, tiene sus raíces en  Japón donde, en 1978, se empezó a utilizar el tratamiento de frío de poca duración en la superficie de la piel de los pacientes con artritis reumatoide para aliviar los dolores.  Con estos crio-procedimientos el Dr. Yamaguchi encontró que podía reducir significativamente la inflamación y el dolor que sus pacientes normalmente sentían durante la manipulación de las articulaciones, porque el rápido descenso de la temperatura de la capa exterior de la piel llevaba a una liberación inmediata de endorfinas y por tanto a una menor sensibilidad al dolor.

¿En qué consiste la cryoterapia?
Nuestro organismo es sometido a unas temperaturas que oscilan de los -110ºC a los -190ºC mediante la utilización de nitrógeno (se utiliza por ser un gas inerte). La sensación que experimentas en el interior de las cabinas frías, es de un frío soportable. Lo que produce una sensación de frescura que mejora  nuestra circulación sanguínea y activa las llamadas “hormonas de bienestar”.

Esta exposición de temperatura provoca que el cerebro entre en estado de alerta y promueva la generación de las conocidas como hormonas de la felicidad a la vez que se desencadenan efectos antiinflamatorios, analgésicos y estimulantes y el sistema inmune se activa. Como consecuencia disminuyen las sensaciones de dolor y fatiga y los músculos se relajan, al tiempo que aumenta el paso de la sangre a través de los órganos internos.

El método
El tiempo de permanencia en el interior de las cabinas es de 1 a 3 minutos máximo y siempre bajo la supervisión de las profesionales del centro. El tratamiento consiste en someter al cuerpo a una bajada de temperatura mediante nitrógeno. Para introducirnos en la cabina debemos calzar unas botas que nos aislarán de la bajada brusca de temperatura a la que vamos a someter a nuestro cuerpo. Lo único que queda fuera de “las cabinas frías” son las manos y la cabeza por lo que la temperatura corporal pemanece intacta. Lo habitual en la primera sesión es aguantar un minuto y medio, la capacidad de resistencia al frío nitrógeno va aumentando a medida que sigues con la cryoterapia.

(yo aguanté 1min40….qué hacha!!! jejejejeje)

Los resultados
Los resultados se pueden comprobar desde la primera sesión. La piel está mucho más suave, recupera brillo y elasticidad. La sensación de ligereza en las piernas es inmediata, eliminas toxinas y llegas a consumir hasta 1000 calorías en sólo una sesión. Se reafirma la piel, se reduce la celulitis, tiene un efecto anti arrugas.

La cryoterapia, es un tratamiento muy recomendado también para aquellas personas que quiera mejorar su sistema muscular o que padezca algún tipo de enfermedad cutánea.

Durante los 3min que dura el tratamiento, no estás sola. Las chicas de la Clínica están contigo, dándote conversación para distraerte un poco y que no te agobie la sensación de frío. Porque frío se siente aunque mucho más agradable que una ducha de agua fría.

Tienes que moverte dentro de la cámara, moviendo piernas e ir girando sobre tí misma.

Al salir no notas nada inmediatamente. El cambio térmico es inapreciable. Pero a las horas la sensación de bienestar, de relax bien merece la pena!!

Así que si queréis probarla, no tenéis más que acudir a Symestética. Eso sí, abstenerse gente con problemas cardiacos e hipertensión. De cualquier manera, en el centro os lo explicaran súper bien. Las chicas son un encanto!!!

FUENTE: http://blogs.grazia.es/tu-tambien-puedes/la-cryosauna/#sthash.XAKJx6NQ.dpuf

Anuncios