FLAVIA CHAPEAU 11679 cmyk

El verano es una época de riesgo para la piel si no sabemos cuidarla de forma adecuada. El principal riesgo viene dado por la radiación ultravioleta (RUV) del sol. La RUV está implicada como responsable de dos procesos de gran importancia para nuestra piel: el envejecimiento y el cáncer cutáneo.

Se sabe que la radiación ultravioleta procedente de la luz del sol es un factor implicado en la producción del cáncer de piel.

Aunque la luz del sol también tiene múltiples efectos beneficiosos sobre el organismo, debemos seguir una serie de recomendaciones para protegernos de su exceso.

¿Qué personas son las que deben protegerse más del sol?

La fotoprotección es especialmente importante en las personas de piel blanca y ojos claros, rubios o pelirrojos, que son en general más sensibles al sol. La mayoría de estas personas no llega a broncearse, o lo hace después de quemarse. Son las personas con mayor riesgo de cáncer de piel.

También es obligada en los niños. Se sabe que el exceso de sol a estas edades está asociado especialmente con un mayor riesgo de padecer melanoma, el cáncer de piel más peligroso. 

Tomar el sol en exceso puede producir daños irreparables en nuestra piel así que es muy recomendable protegerla.

La línea Defensa Solar de Natura Bissé garantiza la máxima protección frente a los efectos nocivos del sol mientras ofrece el más intenso cuidado y tratamiento de la piel. Contiene filtros físicos, orgánicos y biológicos e ingredientes que hacen frente a todos los efectos adversos del sol como el fotoenvejecimiento cutáneo (arrugas, manchas, rojeces, pérdida de elasticidad y firmeza, etc.).

Marta Gómez, esteticista de URBAN SPA.

 

Anuncios