disfraz2

El Carnaval y los niños

Estamos en pleno carnaval, una época alegre y divertida donde reina la fantasía, el colorido en la ropa y en la cara.

Son unos días ideales para convertirse en aquello que no eres. ¡Esa el magia del carnaval!

A los niños a partir de los 3 años les suele gustar disfrazarse, incluso escoger sus propios disfraces. Escoger qué me pongo en la cabeza, cómo me pinto, que no me pongo. Cada una de estas elecciones los adultos las hemos de escuchar y respetar, pues es una buena herramienta que está usando el niño para crecer interiormente.

En carnaval puedo ser lo que necesito o deseo

El disfraz permite ser por un día un personaje que no eres pero que deseas. Que deseas en su totalidad o sólo por algún detalle.

El niño que se disfraza de Spiderman por un día se siente como él: fuerte, ágil, listo, héroe. Y ese día, su interior, se siente más fuerte o más seguro pues tiene la magia y el poder de ese personaje. Cualidades que admira porque tal vez él todavía no se siente así, pero le gustaría.

Esa es la magia del carnaval y para disfrutarla los niños no necesitan ir con todo el equipo puesto, pues un simple sombrero, o la cara pintada, o el pelo peinado de otra forma es suficiente para que ese niño se sienta diferente y represente por un día un personaje que él ha escogido.

http://edukame.com/

Anuncios