Frutas-y-verduras_small

¿Sabes que tu alimentación puede influir, negativa o positivamente, sobre tu capacidad de concentración? Seguro que ya te han comentado alguna vez que, cuando estudias, hay que comer “ligero”, pero parece un consejo poco claro… Nosotros te ayudamos a concretar más: ahora que vienen los exámenes – y muchas y muchos estáis de Selectividad – te contamos cómo lo que comes puede ayudarte a estar atento y activo

Aunque resulte difícil de creer, tu cerebro consume alrededor de un quinto de energía, que obtienes a través de los alimentos. No es que sea igual que el spinning, pero alguna que otra caloría quemarás mientras estudias; sabiendo ésto, no resulta difícil de comprender lo mucho que tu alimentación puede influir sobre la atención, la concentración y otros factores importantes para el estudio, como la vitalidad.

Triptófano:

Está presente en productos lácteos huevos, pero también lo encontrarás en los frutos secos, el aguacate o el pescado. ¡A comer nueces! ¿Por qué? El triptófano ayuda y favorece el proceso de formación de neurotransmisores.

Hierro:

Tu abuela te insistiría mucho en que comieses las lentejas, que tienen mucho hierro, porque, si no lo hacías, te daría anemia ¿no? Pues no es sólo eso: los alimentos con hierro son importantísimos en nuestra dieta y, por supuesto, las lentejas – junto a todas laslegumbres – están en este grupo, además del brócoli, las espinacas o las carnes rojas.

Omega 3:

¿Dónde lo encuentras? En los pescados y, muy especialmente, en el pescado azul: atún, salmón, pez espada… Podrás obtenerlo también del lino, el germen de trigo, las espinacas, las coles de bruselas y, por supuesto, las almendras, las avellanas y las nueces. A parte, hay muchos productos enriquecidos con este ácido graso.

Antioxidantes:

¡No te olvides! En todos los vegetales verdescereales integrales y frutas encontrarás una fuente magnífica de antioxidantes… pero, ¿has probado a tomar té verde en vez de café o refrescos de cola en esas épocas de exámenes?

Ahora, ya tendrás un poco más fácil rendir mucho más en tus sesiones de estudio; eso sí, no te olvides de tener la botella de agua de 2 litros en el escritorio.

 

Anuncios