ejercicio-reduce-cancer

Las supervivientes de cáncer de mama a menudo tratan de adoptar una alimentación más sana y hábitos de ejercicio para mejorar su salud y prevenir la recurrencia del cáncer. Un reciente estudio analizó el impacto de una dieta adecuada y ejercicio regular en la calidad de vida en supervivientes de cáncer de mama.

Los investigadores encuestaron a 100 supervivientes de cáncer de mama sobre su dieta y hábitos de ejercicio, y se encontró que más del 60% de las mujeres tomaba una alimentación sana y moderada, el 22% hacían ejercicio moderado, y el 65% hacían ejercicios de baja intensidad regularmente. Las mujeres con hábitos alimenticios saludables reportaron una mejor calidad de vida y mayor desarrollo social, emocional, y la función cognitiva, mientras que las mujeres con niveles más altos de actividad reportaron mejor funcionamiento emocional y cognitivo. Estos hallazgos sugieren que la alimentación sana y la actividad física pueden mejorar la calidad de vida en supervivientes de cáncer de mama y deben ser alentados por profesionales de la salud.

Anuncios