pregnant_run

Según el estudio AVENA29, el nivel de actividad física entre las jóvenes españolas entre las edades de 13 y 18 no llega al 47%. En muchos casos, la disminución de la actividad física tiene un impacto desproporcionado en las niñas, tal como demuestra el estudio ESCAN2006 del Observatorio de Salud Pública de Cantabria, lo que significa que muchas niñas pasan a ser menos activos durante la adolescencia.

Un estudio reciente publicado en el Diario de la Actividad Física y la Salud examinó la relación entre las madres activas y de apoyo y la actividad física en las niñas adolescentes. Los investigadores encuestaron a 210 mujeres, de edades 11 a 12 años, para encontrar una correlación entre los hábitos de actividad física de sus madres con su autoestima, y con la confianza en la realización de la actividad física y la motivación para hacer ejercicio.

Encontraron que las niñas sentían el apoyo de sus madres a un estilo de vida activo reportado una mayor confianza y una mayor intención de ejercer en el futuro. Además, las niñas que informaron que tienen mamás y papás físicamente activos tenían más confianza en sí mismos y una mayor capacidad para permanecer activos. Estos resultados ilustran la importancia del apoyo de los padres en la promoción de la actividad física entre las adolescentes. Es importante, remarcaron que el club deportivo ofrecezca un entorno propicio para que las familias hagan ejercicio juntos.

Anuncios