9155015-caricatura-relajante-adolescente-en-el-sofa-el-es-comer-un-bocadillo-y-tiene-un-refresco-practico

Ser perezoso en la infancia y la adolescencia puede llevar a complicaciones de salud más adelante en la vida, según un nuevo estudio.

Los resultados del estudio muestran que los niños deben ser alentados a aumentar el tiempo dedicado a la práctica de ejercicio físico.

Los investigadores en el presente estudio encontraron una relación entre el estilo de vida sedentario en edad temprana y el riesgo de síndrome metabólico a los 40 años.

El síndrome metabólico significa que la persona sufre de un grupo de factores de riesgo que ponen a él o ella en un riesgo más alto de desarrollar enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes tipo-2 o un derrame cerebral.

El estudio incluyó a más de 800 participantes procedentes del norte de Suecia que habían sido seguidos desde 1981 hasta 2008.

Los investigadores encontraron que las personas que informaron de un estilo de vida sedentario (pasar el tiempo viendo la televisión y evitar la actividad física) a los 16 años tenían un mayor riesgo de síndrome metabólico a los 43 años.

Según las estimaciones, los niños en los EE.UU. pasan alrededor de 4,5 horas viendo la televisión y más de una hora jugando videojuegos. El tiempo recomendado para la actividad física es de unos 60 minutos para los niños.

Un estudio reciente publicado en la revista BMJ encontró que reducir el tiempo de televisión a dos horas al día puede aumentar la esperanza de vida en un año. Otro estudio publicado en el diario PLOS ONE ha encontrado que animar a los niños a aumentar su nivel de actividad física, en vez de reducir su ingesta de calorías, puede mantenerles en forma.

Anuncios