adolescentes

Un estudio revela que los jóvenes físicamente activos sienten más autoconfianza.

La diabetes – tipo 1 y tipo 2 – está en aumento en niños y adolescentes. Un nuevo estudio en Ciencias del Ejercicio de Pediatría indica que el ejercicio puede ayudar a los niños con diabetes o no diabéticos a sentirse más competentes y capaces. En un estudio de más de 500 jóvenes con diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 o sin diabetes, los participantes llevaban un podómetro durante 7 días y llenaron un cuestionario para evaluar sus niveles de la apariencia física y capacidad, así como en general de la propia imagen. Los resultados mostraron que los jóvenes que caminaron la mayor cantidad de pasos también tenían mayores percepciones de sus capacidades físicas, apariencia física, y en general de la propia imagen que sus pares menos activos, independientemente del diagnóstico de la diabetes. Esto es especialmente importante en aquellos con condiciones crónicas como la diabetes, donde la auto-gestión es un componente clave de la salud en general.

Anuncios