avena-300x380

Un titular reciente en el Science Daily proclama que puedes “perder grasa más rápido antes de desayunar.” Un estudio de 12 hombres encontró que los que corrieron durante 60 minutos antes de tomar el desayuno quemaron un 20% más de grasa que los hombres que comían primero el desayuno.

Pero hay más en el estudio. El grupo que toma el desayuno antes de hacer ejercicio quema un 50% más de hidratos de carbono y un 20% más de energía, que el grupo que no desayunó. Y en comparación con los que se saltaban el desayuno, su gasto de energía fue de 15% más alto durante las próximas horas. Así que, aunque no desayunar hace al cuerpo quemar más grasa, tomar el desayuno primero da lugar a un mayor gasto energético y desequilibrio – es decir, las calorías que quemaron los que tomaron el desayuno antes supusieron un mayor porcentaje a las calorías consumidas – que es un componente clave de la pérdida de peso y su mantenimiento. Por lo tanto, para obtener el máximo provecho de una sesión de ejercicios, come un pequeño desayuno que consista en su mayoría hidratos de carbono (como la fruta) fáciles de digerir antes de ir al gimnasio por la mañana.

Anuncios